¡Sube aquí, conmigo!

Con la puerta abierta y unas señas tocando el asiento me arrimo al lado de Laurence para dar espacio.

Efraín sube extrañado a mi lado y cierra la puerta pegándose a la ventana. Entonces le rodeo con mi brazo y le digo: “¿qué pensabas subiéndote allá atrás en la camioneta? ¿Cómo estás?”

Entonces iniciamos una pequeña conversación de preguntas y respuestas terminando en una amena conversación en inglés.

Efraín tiene 14 años aunque me pareció bastante pequeño en estatura para su edad (¿Problemas de nutrición?). Habla tres idiomas, casi como yo. Es bilingüe, habla quechua (lo aprendió gracias a sus padres, quienes son agricultores) y español (lo aprendió en la escuela).

En la escuela aprendió inglés pero su curso favorito es matemáticas. Le gusta jugar al fútbol, solo que lo hace por la tarde, cuando el sol no es tan fuerte. Según el director, hace unos 5 años todavía podían hacer educación física por la mañana. El clima ha cambiado y ya no es lo mismo.

Le gusta las fresas, que son pequeñitas en su comunidad (Pariacaca, Carhuaz), la papa, la manzana, la carne de res y de chancho. No le gusta ni el arroz, ni el pepinillo, ni las arverjas. Pero sí todos los demás vegetales.

Tiene tres animales: una chanchita, Rosita; una vaca, Noemí; y un burro, Mariano.

Finalmente nos despedimos con un chócala de puños y una sonrisa. Espero volver a verlo. Efraín entendió todo lo que le dije en inglés. Quizá la próxima yo debería regresar hablando quechua.

20141207-190750-68870206.jpg

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s